¿Falta poco para que tu hijo haga su primera comunión?, entonces ya deberías ir pensando dónde quieres realizar la sesión fotográfica. Eso sí, tienes dos opciones a elegir: en estudio o en exterior.

Nosotros recomendamos hacerla en exterior porque las posibilidades de juego son casi que infinitas. Ahora te vamos a explicar por qué. ¡Sigue leyendo!

La magia de las sesiones fotográficas de comunión en exterior

Existen varias razones para hacer la sesión de fotos de comunión en exterior, pues los resultados son maravillosos, sobre todo por la combinación de colores que puedes encontrar en el entorno.

Además, cuando tu hijo es fotografiado en un ambiente natural se consigue un mejor balance entre el pequeño y la ubicación. Claro, siempre y cuando el fondo que se escoja sea llamativo y pintoresco.

Por supuesto, esta opción es ideal durante primavera ya que el color verde le confiere un matiz espectacular al escenario y, la luz natural se convierte en el mayor cómplice de los fotógrafos para obtener imágenes maravillosas.

Y ni hablar que puede utilizar prácticamente cualquier enfoque, algo que sin duda podría marcar la diferencia en el resultado final.

Sesión de fotos de comunión en exterior

Para realizar una sesión fotográfica de comunión al aire libre no hay que complicarse mucho; y es que no necesitas la “mejor” localización de todas para obtener un recuerdo bonito y memorable de ese momento tan especial.

Es verdad, puedes elegir desde el patio de tu hogar, pasando por cualquier zona verde cercana a tu casa hasta un espacio natural que te encante a ti o a tu hijo.

Esto por un lado, por el otro, no olvidemos que esta opción resulta más cómoda tanto para el fotógrafo como para el pequeño.

Pues, en el caso del fotógrafo, éste puede desplazarse casi que a su antojo, mientras juega con los fondos, la luz, las perspectiva, etc. En el caso del niño, estamos seguros que sentirá menos presión frente al lente de la cámara.

Reportaje de comunión con puesta de sol

Fotografía de comunión en exterior

Sí, como lo lees, en un espacio al aire libre los niños pueden sentir mayor confianza porque podrán tener la libertad de jugar, correr hasta deshojar una margarita si quieren.

Cualquiera de estas acciones les puede dar un toque diferente a las fotos, especialmente porque estarías capturando fotos naturales, sin necesidad de obligarlo a estar posando frente a la cámara mientras hace gestos fingidos y forzados. ¿Imaginas la escena? Sería un total desastre.

Inconvenientes y soluciones ante fotografía de comuniones

No te vamos a mentir; al decantarte por la opción de exterior siempre va estar presente la posibilidad de que el tiempo nos juegue en contra. ¿Por qué? Simple; solo basta con que llueva para que la sesión no se realice o no se termine.

Aun así, merece la pena correr el riesgo, sin embargo, no hay de que temer porque este tipo de sesiones deben planificarse con al menos dos meses de antelación para que haya suficiente tiempo de hacer las fotos por si un día nos falla el clima.

Sesión de fotos pre comunión en exterior

Sesión de fotos pre comunión en exterior

¿Interesado en una sesión de fotos de comunión en exterior? ¡Vamos!, ponte en contacto con nosotros y seguro conseguirás un bonito recuerdo de este gran día. ¡Te esperamos! 🙂