Fotografiando deportes extremos

Hoy iniciamos este apartado nuevo dentro de la web, un blog en el que os hablaré sobre todo lo que sé acerca de la fotografía y donde os iré publicando noticias y consejos para llegar a convertiros en grandes fotógrafos. La idea es crear una comunidad en la que todos aprendamos de todos mediante los comentarios y poder retroalimentarnos.

Como no podía ser de otra manera, quiero empezar este blog hablando de lo que más me gusta en la vida, fotografiar todo tipo de deportes de riesgo. ¿Estás preparado para aprender cómo hacer fotografías de deportes? ¡Esa es la actitud! ¡Así que continúa leyendo!

¿Como realizar fotografías de deportes extremos?

Primero de todo, quiero concienciaros de que fotografiar deportes extremos conlleva un alto riesgo y que nunca, bajo ningún concepto, debéis de poner en riesgo vuestras vidas ni la de los deportistas por sacar una buena fotografía. ¡Tenerlo en cuenta y respetarlo!

Ahora ya entramos en materia, para fotografiar deportes extremos, como es el caso de Moto GP, Fórmula 1, MotoCross, entre otros… lo que debemos tener en cuenta es preparar nuestra cámara de fotografía con un buen teleobjetivo, mínimo un 300 mm, debido a que probablemente nos encontraremos en las gradas del circuito, alejados del espectáculo o tras una molesta valla que nos impida aproximarnos a sacar una fotografía más cercana.

Dispara rápido

Esto es básico, recuerda que los sujetos a retratar están en constante movimiento durante casi toda la jornada deportiva. Si no estás atento y no disparas rápido no capturarás los mejores momentos del evento.

Motocross en el circuito de Barcelona
Movimiento en fotografía deportiva

Muévete, busca tu mejor posición

En las jornadas deportivas profesionales a los fotógrafos siempre se les asigna un lugar en concreto, pero esto no significa que debes quedarte estático. Sí, para conseguir buenas imágenes tienes que moverte.

Obviamente, no se trata de seguir el mismo ritmo de los atletas, sino cambiar de posición o de sitio y hacer disparos desde diferentes ángulos para conseguir fotos interesantes que muestren la acción desde otras perspectivas.

Fotografía deportiva en el Circuito de Barcelona
Fotografía deportiva en el Circuito de Barcelona

Mayor velocidad de obturación

Como lo más común en esta rama de la fotografía es congelar la imagen para que los deportistas se aprecien nítidos y en acción, es necesario trabajar en velocidades bastantes rápidas.

Nosotros recomendamos hacer las capturas mínimo de 1/500 hasta 1/1000 si es posible. Todo dependerá de la actividad deportiva y la cantidad de luz presente en el campo, gimnasio, pista o terreno de competición. Lógicamente, también se debe tener en cuenta el equipo fotográfico con el que se trabaja y sus limitaciones.

Antes de comenzar con tu trabajo lo mejor es que tomes algunas fotos de prueba para que determines cuál es la velocidad “mínima” para congelar las imágenes.

Gabriel Rodrigo entrenando en Barcelona
Fotografía deportiva Gabriel Rodrigo

Configura tu cámara según la luz

Cuando el evento es en exterior lo más seguro es que la luz no sea ningún problema, pero si es en interior es probable que la iluminación sea escasa, aunque suele ser más uniforme.  

En líneas anteriores comentamos que en la fotografía de deporte se usan velocidades muy rápidas para congelar el movimiento, esto significa que si no hay luz suficiente las imágenes saldrán oscuras.

En estos casos de luz escasa, sugerimos probar con una apertura mayor o también puedes subir el valor ISO. Eso sí, procura no pasarte para que evites ruido en las imágenes.

Haz los disparos en Manual o en Prioridad

Para disparar en Manual se requiere de mucha agilidad, pero es lo ideal porque tendrás un mejor control de las fotografías.

La ventaja de este modo de disparo es que si la luz del ambiente no varía, podrás hacer una medición antes de comenzar y trabajar con los mismos valores durante casi todo el evento.

Disparar en Prioridad a la velocidad también es una buena opción, pues tendrás mayores posibilidades de conseguir la foto del evento. Pero en este modo de disparo no hay margen para practicar antes de la jornada, ya que debes dominarlo. ¡Tenlo en cuenta y ponte a practicar!

Ten presente la regla de los tercios

Uno de los errores que comenten los principiantes en la fotografía de deporte es que ubican el sujeto en el centro del encuadre.

No, no y no, aunque la excusa sea la prisa con la que disparas, debes tener técnica para que el protagonista de la imagen no pierda interés, encuadrándola en el centro.

Regla de los tercios en fotografía
Regla de los tres tercios en fotografía

Por ello es importante que conozcas la regla de los tercios para que coloques al sujeto en los puntos adecuados y éste resalte.

El tiempo de exposición

En cuanto a aspectos técnicos, es muy importante controlar el tiempo de exposición de la cámara. ¿No sabes lo que es? No te preocupes, para eso estamos aquí… ¡Para aprender todo lo que podamos! El tiempo de exposición o velocidad de obturación de una cámara, es el tiempo que permanece abierto el obturador de la cámara y va captando la luz del espacio. De manera que cuanto más tiempo de exposición configuremos en nuestra cámara, será una velocidad de obturación lenta y viceversa, cuanto más rápida sea la velocidad de obturación, menos tiempo de exposición captará la cámara. La medida que se usa para medir el tiempo de exposición son los segundos y las fracciones de segundo.

Velocidad de obturación de una cámara fotográfica
Velocidad de obturación

Siempre que aumentemos la velocidad de obturación, menos tiempo daremos a la luz a llegar hasta el sensor de la cámara y por lo tanto, lograremos captar el movimiento del deportista totalmente congelado, puesto que si hacemos el paso inverso y aumentamos el tiempo de exposición, el sensor tendrá más tiempo para captar luz y el movimiento quedará borroso.

Pese a ello, siempre puedes jugar con el tiempo de exposición para conseguir efectos tan bonitos como estos:

Agua con velocidad de obturación lenta
Fuente de agua natural con larga exposición
Fotografiar luces coche de noche
Paisaje nocturno con velocidad de obturación lenta

 

Un buen trípode

Es indispensable el uso de un soporte fijo para la cámara ya que si jugamos con el tiempo de exposición, nuestra cámara va a permanecer captando luz durante unos segundos y si la mantenemos a pulso nos van a salir imágenes borrosas y movidas.

Por ello, te recomiendo que uses un buen trípode acorde con el peso de tu cámara, que incluya una rótula que te permita girar, rotar e inclinar tu cámara a tu gusto, un nivel de burbuja para estar siempre bien nivelados, que quede bien sujeto a la superficie en la que nos encontramos: tierra, arena, cemento… Y lo más importante, que realice correctamente su función principal: no mover la cámara.

Mi recomendación, nunca comprar un trípode excesivamente económico… porque como dice el refrán, “a la larga, lo barato sale caro“. Puestos a comprar uno nuevo, os aconsejo tirar por lo profesional, que no son precisamente caros, su precio en el mercado pueden rondar los 100 euros y os aseguro que les daréis gran rentabilidad en vuestras capturas.

Soporte fijo para cámara
Trípode ergonómico de tres ejes

Hemos llegado al final de este artículo, esperamos que estos consejos te sean de mucha ayuda para que logres capturar las mejores fotografías en los eventos deportivos. Ahora que ya lo sabes todo para realizar fotografías de deportes extremos, ¿a qué estas esperando? ¡Coge tu cámara y a fotografiar!

3 comentarios en “Fotografiando deportes extremos”

Deja un comentario

× ¿Tienes alguna duda?