La fotografía analógica es el equivalente a los vinilos en la música. ¿A qué nos referimos? Bueno, que por mucho que haya avanzado la tecnología, esta disciplina de fotografía profesional aún no ha desaparecido, de hecho, sigue más vigente que nunca. Te explicamos por qué.

¿Qué es la fotografía analógica?

Empecemos hablando de qué va la fotografía análoga; pues si eres una principiante de seguro no sabes mucho sobre el tema.

Bien, dicho esto, la fotografía analógica son aquellas fotos que se obtienen a través de varios procesos químicos, los cuales abarcan desde las emulsiones fotosensibles hasta el uso de productos para colocar la imagen en un soporte.

Hoy día se le suele llamar foto análoga a toda fotografía que no es digital, pero si recurrimos al diccionario y analizamos la definición de la palabra “analógico”, esto podría sea interpretado como un error. 

Ojo, nuestra definición no está mal, solo se trata de un concepto que hemos usado para denominar a esta disciplina. Eso sí, ten en cuenta que cuando se hace mención a la fotografía analógica se está hablando de fotografía química o fotografía argéntica.

Fotografías analógica con carretes antiguos

Fotografía analógica

Lo analógico no muere en el mundo de la fotografía

La fotografía química no se ve solo en los museos, actualmente muchos jóvenes están usando las cámaras de sus abuelos para retratar momentos. ¿Te decimos un secreto?, los mercados de segunda mano está teniendo éxito por estos dispositivos antiguos.

Y quizá te preguntarás por qué esta disciplina está ganando tantos adeptos. Bueno, la respuesta radica en que no tiene nada que envidiarle a la digital en términos técnicos.

Pues algunos fotógrafos profesionales Granollers han comprobado que al momento de hacer la captura o pulsar el botón de la cámara todo está más claro.

Esto explica por qué lo analógico se mantiene con vida en esta era digital, incluso actualmente se realizan festivales enmarcadas en esta disciplina y, también se pueden encontrar una variedad de tiendas especializadas en la revelación de este tipo de fotografías.   

Fotografía con una cámara antigua

Fotografía con una cámara analógica

¿Una disciplina cara?

No te vamos a engañar, la pasión por la fotografía química representa un coste adicional, ya que debes pagar por cada imagen. Como imaginarás, tras tener que comprar y revelar cada carrete, los gastos incrementan en comparación con la fotografía digital.

Pero, la ventaja de este sector es que hay un mercado de segunda mano que te permite adquirir una cámara analógica (en buenas condiciones) por menos de 100 euros

Fotografía de carrete con cámaras analógicas

Fotografía de carrete con cámaras analógicas

Aunque, también hay que añadir que al tratarse de un proceso manual, existen métodos artesanales para ahorrar dinero. Por ejemplo, si usas blanco y negro puedes revelar las fotos en casa.

Desde luego, podrás decantarte por esta opción si conoces el proceso para positivar los negativos; pues un kit de productos químicos para revelar carretes podría salirte en unos 50 euros. Lo que sí debes saber tener claro es que los carretes son caros.

¿Te gustó nuestro artículo sobre la fotografía análoga?, entonces compártelo con tus amigos fotógrafos o con aquellos que estén interesados en estrenarse en esta disciplina. Nos leemos la próxima semana. 🙂

¡Suscríbete al Newsletter!

¡Aprende fotografía GRATIS recibiendo cada semana el nuevo post del blog!

Recuerda confirmar la suscripción con el enlace enviado a tu correo electrónico